top of page

TERAPIA EN GRUPO

Para comprender el valor de la terapia en grupo y su eficacia; basta con pensar en la realidad en la que nos encontramos viviendo cada día. Y es que gran parte de nuestra vida transcurre en contextos de tipo grupal. La familia, que es el núcleo social de referencia por excelencia, es un grupo. Lo mismo ocurre en nuestras relaciones con amigos/as o compañeros/as de trabajo, también se desarrollan en ambientes grupales. De hecho, en el colegio se suele hablar mucho de «grupos de clase»


La verdad es que formamos parte de una red de relaciones bastante compleja que moldea nuestra forma de ser. Por tanto, la psicoterapia grupal nos permite explorar con más profundidad la manera en que nos relacionamos con los demás. Además de identificar nuestros patrones de conducta.


¿Cuál es el verdadero objetivo de la terapia de grupo y cómo funciona?


Las terapias grupales, al igual que las sesiones individuales, tienen como objetivo principal, ayudar a las personas que deseen desarrollar sus habilidades para hacer frente a las dificultades y cualquier problema que se presenten en sus vidas.


Sin embargo, mientras que en la terapia individual el/la paciente se reúne con una sola persona (el terapeuta), en la terapia de grupo se encuentra con todo un grupo y un terapeuta (en algunos casos con dos).


En otros términos, el objetivo de la psicoterapia grupal es ayudar a resolver las dificultades emocionales y fomentar el desarrollo personal de las personas que estén presentes en la sesión. Por supuesto, el psicólogo/a elige como participantes a quienes, considere, puedan beneficiarse de esta clase de terapia y a quienes puedan tener una influencia positiva en otros miembros del grupo.


En este caso, la comunicación es mixta. Esto significa que impera una comunicación paralela, horizontal y transversal porque las relaciones se dan a través de la experiencia del otro/a.



¿Cómo funciona la terapia grupal?


La terapia de grupo no implica la interacción exclusiva entres pacientes y terapeutas. Lo que favorece y facilita este tipo de sesión es el intercambio entre los distintos miembros del grupo. Y es que todos/as pueden compartir libremente sus pensamientos, recuerdos y asuntos personales con los demás.


En una psicoterapia grupal puedes sentirte libre de compartir tus experiencias durante el día o expresar tus emociones sobre algo que sucedió en la reunión del grupo anterior. Durante tu intervención otras personas participarán y emitirán sus comentarios, ya sea alentándote o haciendo una crítica constructiva.


Dentro del grupo hay libertad de expresión y el terapeuta no elige el tema de conversación. Por lo general, se permite que el tema de discusión surja naturalmente del propio grupo.


Conviene recordar que en estas sesiones, el terapeuta tiene una posición dual dentro del grupo. Es decir, forma parte del propio grupo y está involucrado en la dinámica general. Al mismo tiempo, sin embargo, asume una posición desigual con respecto al resto porque es capaz de captar el clima emocional del grupo e intervenir para favorecer la reflexión de todos/a.


En la terapia de grupo, de hecho, todos/as los/as participantes están sentados en círculo sobre sillas colocadas a en un mismo margen de distancia mientras el centro permanece vacío. El psicólogo/a está sentado/a como todos/a, por lo tanto, no se sube a un podio ni nada como si de un juez se tratase. Por el contrario, aplicará algunas técnicas y herramientas para que la terapia sea lo más enriquecedora posible.


Ventajas de la psicoterapia en grupo


La psicoterapia grupal ofrece una serie de ventajas. En primer lugar, permite construir una base compartida sólida y segura mediante la cual se pueden superar estados de ansiedad y depresión. Sin embargo, existen tres beneficios que merecen la pena exaltar.

  1. Una posibilidad de verte reflejado a ti mismo en otros/a En estas sesiones el grupo funciona como una sala de espejos: un individuo puede identificarse con otros miembros del grupo y verse reflejado en ellos/as. O sea, ver en los/las participantes diversos aspectos de su propia imagen como sus máscaras emocionales, sus sentimientos reprimidos, etc.

  2. Adoptas nuevos puntos de vista Quien participa en una terapia de grupo tendrá una amplia y variada gama de interpretaciones, comentarios y experiencias a su disposición. Sobre todo porque podrá asumir posturas y nuevos puntos de vista, escuchar más opiniones, etcétera.

  3. Ideal para personas con diferentes problemas

Una sesión psicoterapéutica grupal es adecuada para aquellas personas que necesitan lidiar con problemas relacionales, que pueden manifestarse como timidez, incapacidad para hablar en público, pero también a través de trastornos reales como la ansiedad y la fobia social.


La terapia de grupo, en este caso, se configura como un recurso para superar el trauma, gracias a que ofrece la posibilidad de vivir una experiencia emocional sustitutiva.


Al fin y al cabo, la psicoterapia grupal es un una sesión terapéutica donde se reúnen un grupo de personas, bajo la dirección general de un terapeuta, para que todos/as se ayuden de forma recíproca, pero que a su vez esta ayuda tenga un impacto personal en cada participante.


Recordemos que a largo de nuestras vidas siempre nos hemos unido a grupos (en la familia, en la escuela, en el trabajo, etc.), y como seres humanos, por lo general, nos ayudamos a crecer dentro de estos contextos. Precisamente en esto se basa la terapia de grupo: en ayudar a las personas no solo a conocerse mejor, sino también a perfeccionar sus habilidades interindividuales.


(Artículo basado en el Instituto de Terapia Racional Evolutiva Conductual)



27 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page